El barrio más emblemático de Sevilla, Triana

El barrio más emblemático de Sevilla, Triana

El barrio de Sevilla, Triana, conocido por sus vistas, sus historias y belleza, es capaz de enamorar a cualquier persona que la visite.
El barrio de Triana está situado al este de la orilla del río guadalquivir y al que se puede acceder a través del famoso puente de triana, una de las zonas más emblemáticas de este barrio que fue declarado monumento histórico nacional desde 1976.

La historia del barrio de Sevilla, Triana

Triana desde su principios, fue un barrio de marineros, obreros, alfareros e industriales, en la que crecieron y alumbraron el barrio toreros, cantaores y bailarores de flamenco.

En la época más antigua un castillo como elemento central conformaba la población en un círculo que lo rodeaba. Una posición estratégica, junto la río Guadalquivir. En 1171 se construyó el puente de Barcas, que servía de abestecimiento y que estimuló al crecimiento urbano al conectarlo con la ciudad y la actividad portuaria. Fue alrededor del año 1248, cuando el puente de Barcas cayó, fue reconstruido tras el cerco. En 1481, Triana, se convirtió en sede del Tribunal de la Inquisición hasta 1626.

Durante el Siglo de Oro, el crecimiento económico en Sevilla, mejoró las condiciones sociales en el barrio de Sevilla, Triana. Por aquella época hubo en su interior una barriada llamada “de Portugalete” su nombre se debía por ser un barrio de colonia de emigrantes portugueses y por esclavos negros del Algarve. Durante esta época hubo dos hechos importantes que golpearon a la ciudad de Sevilla, las condiciones fluviales y la epidemia de la peste. Durante el desbordamientos del río Guadalquivir en Triana sus habitantes se refugiaban en la iglesia de Santa Anda y en el Castillo de San Jorge.

Entre 1845 y 1853 se construyó el puente de Triana, que sustituyó al antiguo puente de Barcas. En 1936 al iniciarse la Guerra Civil Española, el barrio de Sevilla, Triana, fue unos de los escenarios de duros combates, que tras la victoria de las tropas franquistas, sufrió una dura represión.

Lo monumentos más emblemáticos de Triana

Convento de las Mínimas

Construido aldededor del año 1755, situado en la calle Pagés del Corro. Este monasterio fue fundado en fuente de León (Badajoz) en el año 1545, que tras tener dificultades económica para su desarrollo, se solicitó el traslado a Triana.

Casa de los Mensaque

Una obra del resurgir de la cerámica, muestras de obras de los grandes pintores de cerámica de aquella época. Obra del arquitecto Juan Talvera y de la Vega. Situada en la calle San Jacinto, Triana.

Torre Sevilla

El primer rascacielos de la ciudad de Sevilla, cerca de Triana. Es el edificio más alto de Andalucía y el séptimo rascacielos más alto de España. Su construcción comenzó en el año 2007 y finalizó abriendo sus puertas en el año 2015.

Torre del Oro

Un torre milita albarrana, situado a la orilla del río Guadalquivir, en Sevilla. Construida entre los años 1220 y 1221. Su nombre hace referencia al brillo dorado que reflejaba sobre el río.

Puente de Isabel II

El puente de hierro más antiguo de España, Conocido como puente de Triana, que sustituyó al viejo puente de Barcas.

Las calles y los sitios más típicos de Triana

Plaza del Altozano

Uno de los sitios más emblemático y importantes de Triana, desde el que partía el antiguo puente de Barcas. En la plaza se encuentra el mercado de Triana, en cuyos fondos se encuentran los restos del antiguo Castillo de San Jorge.

Centro de la Cerámica de Triana

Un museo creado para conservar y promocionar la tradición cerámica de la ciudad de Sevilla.

Calle Betis

Una de las calles más famosas de Triana, situada a orillas del río Guadalquivir y desde el que se puede contemplar, el río, la Torre del Oro, la Giralda y el puente de Triana.

Calle Pureza

La calle donde confluyen siglos de historia, situada paralela al río y por el que se pueden encontrar emblemáticos edificios como la parroquia de Santa Ana y la capilla de los Marineros.

Calles Pelay Correa y Rodrigo de Triana

Su nombre a honor del militar portugués Pelayo Pérez Correa, encargado de dirigir el cercado del arrabal de Triana. Esta calle está situada en el caso antiguo.

Calle San Jacinto

Es la calle principal del Triana, vía de comunicación desde la ciudad de Sevilla hasta el aljarafe. En ella se encontraba la Ermita de la Candelaria. También conocida como Camino Real, que partía desde el puente de Barcas.

Calle Castilla

Da su comienza en la cale Callao desde donde podemos ver la torre de Sevilla, cerca podemos encontrar la emblemática plaza de Altozano.

Paseo de Nuestra Señora de la O

Un paseo peatonal, junto la río, desde el que puede verse el puente de Isabel II (puente de Triana) y Torre del Oro. Su nombre en honor a la Virgen de la O.

Calle Pagés del Corro

Esta calle cruza el barrio de Sevilla, Triana de este o este, llegando hasta el barrio de los remedios (República Argentina). Esta calle conocida en el siglo XVI como la Cava, servía para paliar las consecuencias de los desbordamientos del Guadalquivir.

Calle Don Carlos Alonso Chaparro

Donde se encuentra la Capilla de la Escuela de Cristo, a la espalda de la Parroquia de Santa Cruz y nuestro hotel Casa de Triana.

No Comments

Post A Comment